El papel de la juventud

Análisis
Author
Charlie Le Paige – Partido del Trabajo de Bélgica (PTB)
Charlie Le Paige

Charlie Le Paige al Foro de la Juventud de la Conferencia internacional Por el Equilibrio del Mundo, La Habana, 25 enero 2023

salle Charlie Le Paige

Gracias por la invitación a este foro y por esta oportunidad única de intercambiar ideas.

El papel de la juventud, un tema importante y de actualidad, también estuvo en el centro de los debates de nuestro último congreso. Y es desde ahí quiero partir para compartir con vosotros algunas reflexiones.

1. El papel de la juventud: sin jóvenes no puede haber cambio social

La juventud ha desempeñado un papel importante en casi todos los grandes movimientos de masas, ya sean las revoluciones del siglo XX, la resistencia antifascista, la lucha contra el colonialismo o de Mayo del 68 ... Así fue durante el siglo pasado y sigue siéndolo hoy en día, no hay más que ver movimientos como la Primavera Árabe, las movilizaciones internacionales por el clima o las de Black Lives Matter.

Sin la juventud, el cambio social no es posible. La clase obrera, por su lugar en el proceso de producción, su organización, sus tradiciones de lucha, es la única clase capaz de dirigir e imponer un cambio real en la sociedad, pero la juventud como grupo social tiene el potencial de desempeñar un papel de desencadenante y amplificador en las luchas. La energía y la creatividad de la juventud son armas poderosas. En este sentido, puede decirse que quienes capitulan en la lucha por la juventud, capitulan en la lucha por el cambio social.

2. La juventud de hoy - 4 características

Evidentemente, la juventud no es un grupo homogéneo, está atravesada, como toda la sociedad, por diferencias de clase que son determinantes.

Pero al mismo tiempo la juventud es una capa específica de la sociedad, una capa que se define por su edad, que cambia y evoluciona rápidamente. Cada generación tiene sus propios códigos, hábitos, lenguaje, formas de relacionarse y referencias culturales.

entree jeunes

Hoy podemos notar cuatro características en las generaciones más jóvenes:

1° Los jóvenes de hoy se enfrentan al impacto de la crisis del sistema capitalista, con sus diversas facetas a nivel económico, climático y militar.

En el plano económico, la crisis aumenta la explotación. Los jóvenes están en primera línea del mercado laboral: Se enfrentan al desempleo, los contratos precarios, la flexibilidad, la externalización y el trabajo temporal. Luchan por poder acceder a una vivienda y asegurar el sustento en un momento de sus vidas en el que a menudo están formando una familia. En los barrios obreros, los jóvenes conocen la violencia policial y el racismo desde una edad temprana. Y la pandemia de Covid también les sacudió. A lo que se suma la crisis energética y alimentaria mundial, que golpea duramente a todas las poblaciones, también a los jóvenes. En Europa Occidental, las generaciones más jóvenes son las primeras que se enfrentan a la perspectiva de vivir peor que sus padres.

La crisis climática también es una realidad cada vez más tangible. Las consecuencias han sido desde hace tiempo más dramáticas en los países del Sur, pero su impacto se nota cada vez más también en Europa. Las olas de calor se suceden, como los récords de sequía y sufrimos catástrofes naturales como las grandes inundaciones que asolaron Bélgica en el verano de 2021. Nos dirigimos a toda marcha hacia un muro en términos climáticos, y a un ritmo más rápido del predicho por los científicos. La crisis climática está empeorando las condiciones de vida de miles de millones de personas en nuestro planeta, y está hipotecando el futuro de las próximas generaciones. Esta es la base objetiva sobre la que crece entre las nuevas generaciones la concienciación sobre el clima, y lo que da pie a una movilización cada vez mayor sobre el tema.

El estallido de la guerra en Ucrania enfrenta a la juventud europea con la realidad de la guerra. Una realidad que ya vivieron jóvenes de otros continentes. Y una realidad que, en el contexto de la confrontación en curso de la potencia estadounidense contra China, aumenta seriamente el riesgo de guerra a escala mundial, algo que preocupa especialmente a los jóvenes.

Todas estas crisis afectan obviamente al conjunto de la clase trabajadora, pero también específicamente a la juventud. Por no hablar de la pandemia de Covid y las medidas que se han tomado, que afectaron especialmente a los jóvenes. En los momentos más oscuros de la crisis, cuando se sucedieron los encierros y las restricciones, los jóvenes sufrieron mucho: Las escuelas permanecieron cerradas, al igual que las actividades deportivas, los lugares de reunión y los espacios culturales. Los seres humanos son seres sociales, y los jóvenes más aún si cabe: Se necesitan mutuamente para construirse y desarrollarse. Pero cuando se toman medidas de salud pública contundentes, los jóvenes son normalmente los primeros que se sacrifican y los últimos en recibir apoyo. Estos meses y años de crisis dejarán secuelas a largo plazo.

2° El dominio de los nuevos medios de comunicación -la conexión con el mundo- y la creciente internacionalización de las luchas.

Nuestra generación ha crecido con los teléfonos inteligentes, las redes sociales y las últimas tecnologías. Esto abre nuevas e inimaginables posibilidades de organización y comunicación. Y, en un mundo en el que las tecnologías evolucionan a un ritmo cada vez más frenético, el papel de las nuevas generaciones es cada vez más importante. Y hoy más que nunca, debemos aprender de los jóvenes.

Este desarrollo tecnológico también ofrece una dimensión internacional a los movimientos sociales, como se pudo comprobar los últimos años con las huelgas climáticas o el movimiento Black Lives Matter, que han tenido repercusiones mucho más allá de las fronteras de unos pocos países.

3° Lo que tienen de especial los jóvenes es que aún no están asentados en la vida, algunos de ellos aún no han formado familias, tienen toda la vida por delante, no están (o lo están menos) atenazados por la rutina, la costumbre, el peso del pasado. Los jóvenes se atreven a cuestionar lo que parece inmutable. Son una importante fuente de energía, compromiso y protesta.

4° La juventud belga actual también es cada vez más diversa. En las grandes ciudades belgas, tres cuartas partes de los niños tienen padres de origen extranjero. Es una realidad muy diferente a la de generaciones anteriores y por eso jóvenes son más sensibles a la discriminación y a la lucha contra el racismo.

Algunas de estas características son comunes a todas las generaciones jóvenes de la historia. Otras son específicas de las actuales generaciones jóvenes del siglo XXI. Son la base para explicar el potencial revolucionario de la juventud.

Charlie Le Paige

3. La batalla por la juventud

El capitalismo ya no tiene un ideal que ofrecer a los jóvenes. Al principio, la burguesía todavía tenía una cierta visión del mundo. Hoy ya no puede ofrecer una visión de sociedad coherente. Dispersa la ciencia en nichos aislados, es un freno para responder a las distintas crisis. Muchos jóvenes así lo sienten.

Existe una creciente preocupación entre la clase dirigente. El Financial Times titulaba recientemente "Los millennials trastocan la regla más antigua de la política y ya no se mueven a la derecha a medida que envejecen" (30 de diciembre de 2022). Un estudio con datos de Reino Unido y Estados Unidos muestra que los millennials, la generación que se politizó a raíz de la crisis financiera mundial de 2008, son mucho más de izquierdas en cuestiones económicas que las generaciones anteriores, y están a favor de una mayor redistribución de los ricos a los pobres. Los estudios también muestran que, a pesar de la propaganda diaria, el capitalismo está perdiendo cada vez más su atractividad entre los jóvenes, mientras que, incluso en EE.UU., la palabra "socialismo" es cada vez más popular[1].

En este marco, las fuerzas burguesas redoblan la batalla para ganarse a la juventud. Difunden su visión del mundo y sus modelos de negocio basados en el individuo, el consumo, la competencia y el egoísmo. Imponen una enorme selección social en la educación, desperdiciando una enorme cantidad de talento. Su objetivo es ganar el mayor número posible de jóvenes e infundir resignación, desánimo y un sentimiento de impotencia colectiva a todos los demás. Porque los problemas sociales causados por el capitalismo también provocan mucho pesimismo entre los jóvenes, que pierden la confianza en la posibilidad de un futuro mejor.

Frente a ello, y como siempre en tiempos de crisis, se produce el ascenso de fuerzas de extrema derecha, política pero también religiosa, que tratan de reclutar a los jóvenes, de responder al pesimismo y a la falta de identidad colectiva creando una identidad basada en el racismo, el nacionalismo, la violencia y el rechazo del otro, una visión de la sociedad que enmascara las contradicciones de clase.

Si no ofrecemos alternativa social a los jóvenes, optarán por el individualismo, el nihilismo o la extrema derecha. El desafío de las fuerzas progresistas es dar y ganar esta batalla. Hay una gran oportunidad y potencial, pues muchos jóvenes están a la caza de una visión del mundo emancipadora. Una visión del mundo en la que los derechos y servicios colectivos estén garantizados y en el que cada uno pueda ser realmente ellos mismos y desarrollar plenamente sus talentos. Una visión que se opone a cualquier forma de discriminación, racial, de género, de orientación sexual o de otro tipo. Una visión construida en torno a un "nosotros" colectivo, un "nosotros" unificador, un "nosotros" de los creadores de riqueza, un "nosotros" de la clase trabajadora.

La crisis económica. La crisis climática. Las guerras imperialistas. Estas son consecuencias del sistema capitalista, y no hay soluciones sostenibles para estos problemas dentro del sistema. Nos corresponde a nosotros ganar a los jóvenes con este análisis. Nos corresponde, por ejemplo, hacer de la cuestión climática una cuestión de clase, intrínsecamente ligada a la lógica económica actual. Una encuesta que hicimos entre los jóvenes belgas muestra que el clima es -junto con el racismo- la principal preocupación de los jóvenes belgas, por un lado, y, por otro, consideran a las grandes multinacionales como las principales culpables, abriéndose hacia un análisis anticapitalista. Nuestra tarea es aprovechar este potencial y ofrecer a la juventud una perspectiva emancipadora y liberadora.

Pero la primera condición para poder librar esta batalla es ser conscientes de ella. En nuestro último congreso señalamos la falta de concienciación y unidad de nuestro partido en este asunto. Y lo que queremos rectificar durante los próximos años.

Porque en un mundo cambiante necesitamos la energía de los jóvenes, su compromiso, su determinación y su dominio de las nuevas tecnologías. El partido necesita a los jóvenes, y los jóvenes necesitan un partido que oriente y profundice su deseo de cambio, su energía, y que lo vincule al amplio movimiento de emancipación de la clase obrera.

charlies et amis

4. Rejuvenecer - convertirse en el partido de la juventud

Basándose en la experiencia de que los jóvenes son los que atraen a los jóvenes: para llegar a los jóvenes, movilizarlos y organizarlos, necesitamos un partido que se rejuvenezca. En el reciente congreso del partido debatimos los mecanismos que dificultan este rejuvenecimiento y adoptamos una serie de medidas:

  • Cuotas de presencia de jóvenes menores de 30 años en el Consejo Nacional y en los consejos provinciales del partido (al menos 10%)
  • Creación de una Comisión de Juventud del Consejo Nacional
  • Dar responsabilidades a los jóvenes en diferentes áreas del partido y proponer portavoces jóvenes
  • Rejuvenecer nuestra comunicación
  • Rejuvenecer nuestros grupos de base y permitir temporalmente la creación de grupos de base que organicen solo a camaradas jóvenes
  • Y reforzar el apoyo a nuestras tres organizaciones juveniles: Pioneros (para niños), RedFox (para escolares) y Comac (para estudiantes).

5. La experiencia de RedFox: el reto de crear un amplio movimiento juvenil

Sobre este último punto : Las organizaciones juveniles desempeñan un papel clave en la movilización y organización de los jóvenes.

Desde 2015, sentamos las bases para reconstruir un amplio movimiento de jóvenes escolares: RedFox. Es un ejemplo que quiero desarrollar para mostrar el potencial que existe entre los jóvenes.

A finales de los años 90 no teníamos ningún movimiento juvenil real que pudiera tener un impacto real entre los jóvenes escolares, así que decidimos lanzar RedFox en 2015 y centrarnos en su desarrollo.

presentation

¿Por qué centrarse en RedFox como movimiento para jóvenes escolares?

  • Los escolares constituyen la mayor parte de la juventud, incluidos los jóvenes de clase trabajadora. En la universidad, existe un fuerte filtro de selección social que excluye a una proporción significativa de niños de clase trabajadora.
  • Desde la más temprana edad se impone a los jóvenes la visión capitalista del mundo, y por eso desde esa edad es importante proponer una alternativa. Sobre todo porque lo que se aprende de joven, se aprende para el resto de la vida.

RedFox pretende sensibilizar, movilizar y organizar a los jóvenes de 12 a 21 años que aún están en secundaria. Como organización de masas, tiene sus propias estructuras, sus propios principios organizativos adaptados, su propia dinámica y sus propias campañas. Por supuesto que RedFox como organización juvenil está vinculada al partido, pero los miembros de RedFox no son miembros del partido, son miembros de la organización juvenil del partido. La atención se centra en la acción y la educación.

Hemos construido RedFox a partir de acciones e iniciativas concretas, tanto sobre el terreno como online.

DiverCity, un festival anual organizado por y para los jóvenes en un barrio obrero de una de las mayores ciudades del país. Esta fue una de las iniciativas que tuvo lugar con el lanzamiento de RedFox, con la primera edición en 2015. Y desde entonces se repite todos los años en mayo. Es una iniciativa impulsada por los propios jóvenes para presentar la diversidad y el antirracismo de forma positiva a través de expresiones culturales. La edición de 2022 reunió a casi 6.000 jóvenes.

divercity

La histórica movilización climática de los escolares en 2019 también fue un momento importante en la construcción de RedFox. En aquella época, desde enero y durante varias semanas, miles de jóvenes se movilizaron y fueron a la huelga por el clima en Bélgica. El jueves 24 de enero de 2019, cuando el movimiento alcanzó su punto álgido, 35.000 jóvenes marcharon por las calles de Bruselas. Varios jóvenes de RedFox han emprendido la lucha en su escuela y en su ciudad. Crearon comités, hablaron en público, impartieron formación y organizaron huelgas. Firmaron miles de peticiones para que el transporte público fuera gratuito. Es una escuela de lucha que marcó a toda una generación de jóvenes activistas en Bélgica, y que también permitió dar un salto cualitativo en la construcción de RedFox.

Durante la crisis del coronavirus, cuando muchos jóvenes sufrían por estar encerrados en casa y se replegaban sobre sí mismos, RedFox puso en marcha la iniciativa ‘Juventud Solidaria’ para inspirar a cientos de jóvenes con acciones solidarias concretas. Los jóvenes ayudaron en residencias de ancianos y centros médicos, distribuyeron comida a personas sin hogar e inmigrantes y recogieron ordenadores portátiles para jóvenes necesitados.

RedFox también ha llevado a cabo otras acciones y campañas, como Solidaridad con Palestina durante una agresión israelí contra palestinos en mayo de 2021 o por los derechos de los estudiantes contra las normas escolares discriminatorias.

La principal campaña lanzada el año pasado fue la que giró en torno al día contra el racismo, el 21 de marzo. El objetivo es crear en pocos años un gran movimiento entre los jóvenes de todo el país, con huelgas y acciones en varios centenares de escuelas. Crear una amplia corriente contra el racismo entre los jóvenes y poner a la extrema derecha a la defensiva. A través de este tipo de campañas, se descubren nuevos activistas y permite a los jóvenes experimentar el activismo, la lucha política, la movilización, la organización, etc.

Con este fin, RedFox ha creado un Action Pack, una herramienta en forma de folleto que ofrece contenidos avanzados a los jóvenes (a través del cómic, de la cultura, con un aspecto interactivo) y llama a la acción mediante consejos y ejemplos de lo que se puede hacer en escuela o a nivel personal. Esto, combinado con un plan organizativo para activar y orientar a los miembros, ha dado como resultado que muchos jóvenes se hayan puesto en acción y que se hayan llevado a cabo acciones en más de 100 escuelas de todo el país, llegando a miles de jóvenes. Estas acciones fueron organizadas por miembros, pero también por nuevos contactos. En total, el Action Pack se envió a casi 3.500 personas, 500 de ellas no afiliadas. Fueron los propios jóvenes quienes asumieron la organización de las acciones, la gran mayoría por primera vez. A veces con pequeños actos simbólicos, y otros con sentadas y acciones colectivas. En un centro, un joven llegó a hacer una presentación sobre el racismo a los demás alumnos basándose en el contenido del folleto. La campaña es un experimento pionero de organización y sensibilización. Y el objetivo es seguir desarrollando este modelo en los próximos meses y años.

El otro ámbito de trabajo de RedFox es en línea, a través de la comunicación y las redes sociales. Existe un enorme potencial para llegar a los jóvenes, pero también para interactuar con ellos, organizarlos y activarlos. RedFox ha puesto en marcha una tienda en línea en la que los jóvenes pueden encargar pegatinas y carteles gratuitos relacionados con las campañas y los principales temas que les afectan. Más de 20.000 jóvenes encargaron a RedFox pegatinas y material contra el sexismo, contra el racismo o en solidaridad con los palestinos. En total, 1.5 millones de pegatinas. Hoy se pueden encontrar pegatinas de RedFox por todo el país, pegadas por afiliados, pero también por muchos jóvenes no afiliados. Estas campañas y acciones se amplían y complementan a nivel digital. Es una forma sencilla y directa de activar a la gente. A los jóvenes que pidieron el Action Pack sobre el racismo se les puede contactar y ofrecer que se afilien y participen activamente en RedFox.

Los visuales y vídeos de RedFox en redes sociales como Instagram y Tiktok también llegan a miles de jóvenes. Algunos vídeos de jóvenes de RedFox en TikTok han logrado 1 millón de visitas. Tras un vídeo en Tiktok sobre el racismo en el que invitábamos a la gente a pedir la pegatina RedFox, más de 1.000 jóvenes la pidieron en un fin de semana. Se contactó con todos ellos y algunos se afiliaron. El activismo online también se acompaña de la movilización y organización sobre el terreno. La evolución digital ofrece enormes oportunidades para movilizar y organizar a la juventud, algo que sin duda no debe dejarse en manos de la extrema derecha.

RedFox trabaja en las redes sociales con su propia identidad visual, desarrollada en colaboración con los jóvenes. También utiliza esta identidad visual en su material offline (pegatinas, folletos, etc.). A partir de esta identidad visual se desarrolla también el merchandising. Las primeras experiencias revelan el enorme potencial del merchandising progresista. Hay una gran demanda de jerseys, camisetas y gorras con lemas y guiños progresistas. Durante la crisis de Covid, las mascarillas también fueron populares entre los jóvenes.

Los jóvenes de izquierdas también quieren expresar visualmente su identidad y sus ideas. Compartir imágenes o mensajes progresistas es también una forma de activismo para los jóvenes. Los jóvenes buscan formas de expresar su identidad, de mostrar los valores que defienden. Su ropa es una declaración. De ahí la importancia de contar con una oferta de este tipo.

Por último, RedFox también se articula en torno a actividades fijas, como el campamento de verano y los BoostDayz. El campamento es una semana en verano que reúne a unos 200 jóvenes de todo el país, en su mayoría afiliados, y sirve para conocerse, crear vínculos, pero también para formarse y preparar campañas. BoostDayzs es una iniciativa para ayudar a los jóvenes con sus tareas escolares en vísperas de los exámenes. Organizamos espacios colectivos con las secciones de RedFox donde los jóvenes pueden venir a repasar y recibir ayuda de voluntarios adultos. Es gratuito y accesible. Es una iniciativa de ayuda concreta que desarrolla la solidaridad, y también organiza la ayuda de los adultos en torno a RedFox, con miembros del partido que vienen a ayudar.

chralie et che

Visión y principios para construir RedFox

Todo esto da una idea de las experiencias que estamos teniendo con nuestro movimiento juvenil RedFox. Y refleja las ideas en torno a las cuales estamos construyendo RedFox:

RedFox es un movimiento juvenil que se dirige a los jóvenes como jóvenes, con toda su diversidad (también temática). No queremos reducir a los jóvenes a escolares. Los jóvenes son escolares, deportistas, gamers, enamorados, caldereros, patinadores, TikTokers, músicos, fiesteros, bromistas, amigos, voluntarios o monitores,... En resumen, son jóvenes.

Queremos acercarnos a los jóvenes con sus cualidades, su potencial, sus talentos, su potencial activista, su compromiso.

Para que los jóvenes lleven el movimiento, tenemos que hacer política de forma adecuada: Tanto en términos de contenido (conocer qué viven los jóvenes, partir de sus intereses) como de forma (encontrar maneras creativas y variadas de informarse y pasar a la acción). Los jóvenes se interesan por muchas cosas, hacen muchas preguntas y quieren hacer muchas cosas diferentes. Nuestro movimiento juvenil debe responder a esta necesidad tocando diferentes temas (racismo, desigualdad, clima, sexismo, imperialismo, etc.) y en la forma de las campañas. La juventud es diversa y se interesa por diversas cuestiones sociales. Nuestro movimiento juvenil debe reflejar esta diversidad variando los temas y las formas de las actividades. Hacer política correctamente es esencial para que ellos mismos lleven las riendas del movimiento juvenil, movilicen a otros y hagan crecer el movimiento.

Los jóvenes tienen necesidades culturales, deportivas, emocionales y sociales, y debemos tenerlas en cuenta y enriquecerlas. La política puede expresarse a través de la cultura, la música, el teatro, el vídeo, el deporte... RedFox es un movimiento juvenil y también un espacio para que los jóvenes se encuentren, se diviertan y disfruten.

Desarrollamos campañas, proyectos y acciones que infunden una dinámica de acción colectiva para el cambio. Con material listo para usar en las secciones locales, tanto educativos como para las actividades. Cuenta con un plan anual con una o varias campañas que proporcionan un marco político y organizativo para un periodo.

En todo esto, el papel de los medios sociales es crucial: Las redes sociales son un lugar para sensibilizar, organizar y movilizar a los jóvenes. Las formas de activismo en las redes sociales complementan los movimientos sociales en las calles.

La dinámica de grupo es muy importante para los jóvenes. Sin duda, durante la adolescencia, el sentimiento de pertenecer a un grupo, de ser aceptado tal como eres, de conocer gente nueva y hacer amistades, son esenciales. Por eso en RedFox prestamos especial atención al ambiente y a la dinámica de grupo, a conocernos, a dedicar tiempo a conocer a nuestros miembros. Los líderes se esfuerzan por crear un espacio donde todos puedan encontrar su lugar, expresarse y participar en proyectos colectivos.

Hacemos educación política de forma adecuada. Optamos por un enfoque juvenil y educativo que despierte en los jóvenes el deseo de aprender y descubrir cosas. Les ofrecemos formación a medida sobre los temas que les preocupan y sentamos las bases de una educación marxista para los jóvenes. RedFox utiliza los conocimientos de la pedagogía marxista para educar políticamente a los jóvenes en todas las cuestiones que les afectan y animan.

El trabajo sobre los valores es muy importante para construir RedFox, valores como la solidaridad, el respeto a los demás, el sentido de comunidad, la confianza en uno mismo, la igualdad, el internacionalismo, el sentido de la responsabilidad, el respeto al trabajo... Porque los jóvenes están en pleno desarrollo, en busca de su propia identidad y visión del mundo. Y los valores que aprenden son valores que llevarán consigo toda la vida. En cada contacto con los jóvenes, nosotros promovemos activamente estos valores, sobre todo en la práctica.

RedFox es una organización de jóvenes, para jóvenes y por jóvenes. La organización está estructurada en distintos niveles, con miembros, animadores y monitores. Los animadores son un escalón esencial: son jóvenes mayores de 16 años que se comprometen y asumen responsabilidades para construir RedFox. Se trata de dar confianza en los jóvenes y hacer que asuman responsabilidades. Los monitores son jóvenes adultos mayores de 18 años que forman la dirección de las secciones locales y a escala nacional.

Atención específica a los jóvenes de la clase trabajadora. RedFox se dirige a jóvenes de todos los orígenes y grupos sociales. Pero el reto es llegar a los jóvenes de la clase trabajadora. Se dirige tanto a estudiantes de enseñanza secundaria general como a estudiantes de enseñanza técnica y profesional. Queremos captar la riqueza, el conocimiento y el saber hacer de la juventud. Los jóvenes se han visto a menudo relegados a áreas técnicas y profesionales en el sistema escolar, áreas devaluadas y dejadas de lado. Se les ha convencido de que no valen nada y, sin embargo, son los jóvenes que acabarán entre los "working class hero" de este mundo. Son los futuros trabajadores del mañana, los que dirigirán la sociedad, los que producirán la riqueza. Están en el corazón de la técnica y el conocimiento de la producción. Y para construir nuestra sociedad del mañana, el socialismo, necesitaremos a estos jóvenes y sus capacidades.

Conclusión: la juventud es el futuro

Al compartir estas reflexiones y este ejemplo concreto, espero haber dado una idea de dónde estamos en Bélgica, el camino que hemos recorrido y los retos que aún tenemos por delante.

Creo, para concluir , que lo principal es esto: Queremos poner fin a la explotación del hombre por el hombre, el agotamiento de los recursos del planeta por parte del hombre. Y esto lo conseguirán los jóvenes.


[1]https://news.gallup.com/poll/268766/socialism-popular-capitalism-among-young-adults.aspx

Share via social media