En el municipio de Zelzate, un cambio fiscal de izquierda

Noticias
Author
Koen Hostyn
Solidaire.org

Zelzate es un pequeño municipio (12.700 habitantes) en Flandes Oriental. También es el único municipio de Bélgica gestionado por una mayoría de izquierda, desde el PTB con el sp.a (socialdemócrata). Esta mayoría optó por nuevas inversiones, una distribución más equitativa de los impuestos y una mayor participación de los residentes. Este "Plan Futuro" incluye un punto central: un "cambio impositivo justo" en el que las grandes empresas y las multinacionales contribuyan más, y los ciudadanos y las pequeñas empresas menos. (Foto : "Apoyo el cambio impositivo justo en Zelzate", el cartel que los residentes están invitados a poner en su ventana.)

tax-shift

Hace un año, el municipio de Zelzate hizo historia. En la región de Gante nació la primera coalición entre el sp.a y el PTB que llegaba a dirigir un municipio. Fue el resultado de años de lucha del PTB y de sus médicos de Medicina para el Pueblo por mejorar las condiciones de vida de la gente.

La mayoría progresista anunció de inmediato que querían romper con los privilegios políticos y disputas del pasado: la "Coalición del Futuro" eliminó dos puestos de concejal, el alcalde renunció a su coche oficial y el concejal de Asuntos Sociales cedió su despacho a la sucursal local del servicio público de empleo, que iba a quedarse sin sus instalaciones, lo que habría obligado a los residentes a desplazarse más lejos.

Estos ahorros fueron necesarios para dar vida al servicio social que los gobiernos previos de Zelzate había ahogado progresivamente. Zelzate pudo así otorgar 100.000 euros a combatir la pobreza infantil y ayudar a más personas a (re)encontrar empleo. Y creó puestos para cuatro trabajadores sociales más.

Poner fin a la política de austeridad neoliberal

Después de un año de trabajo, la coalición de izquierda ha elaborado su "Plan Futuro". El joven equipo al cargo del municipio está lleno de ambición y pone fin a la política de austeridad neoliberal. Mientras en otros municipios despiden personal o aumentan los impuestos, Zelzate opta por nuevas inversiones, por una distribución más equitativa de los costos y por una mayor participación de los residentes.

Sin embargo, como muchos otros municipios, Zelzate tiene poco dinero. Los medios del Fondo municipal son insuficientes para satisfacer las necesidades básicas de los habitantes. En los próximos años los costos de las pensiones de los trabajadores de la municipalidad aumentarán, al igual que los de la policía y el tratamiento de residuos. Los ingresos del impuesto sobre la renta personal disminuyen debido a las numerosas exepciones otorgadas a los empresarios en los últimos años. Y sobre estos costos, el municipio apenas tiene competencia.

En este contexto ¿Cómo puede lograr un cambio de políticas el municipio de Zelzate? Adaptando el impuesto de sociedades. Un municipio tiene el poder de recaudar un impuesto sobre su territorio. La mayoría de izquierdas optó por la aplicación de un "cambio fiscal justo". No un cambio fiscal que busque el dinero en los bolsillos de los trabajadores, sino un cambio impositivo justo, que obtendrá dinero de las grandes empresas y multinacionales.

En los hombros más fuertes, las cargas más pesadas

Este cambio impositivo justo de Zelzate fue posible gracias a una adaptación de las tasas del impuesto existente sobre el terreno. Las pequeñas y medianas empresas (hasta 5.000 m2) benefician de una reducción anual de 100 euros. El PTB está cumpliendo una promesa electoral. La mayor contribución recaerá en las empresas más grandes y las multinacionales.

El nuevo impuesto sobre el terreno aportará 420,000 euros adicionales. No es mucho para las grandes empresas, pero es una cantidad enorme para una municipalidad pobre como Zelzate. Este impuesto costará a las grandes multinacionales sólo el 0.09% de sus ganancias.

Los ingresos de este impuesto están destinados a tener un municipio más limpio y bien mantenido. Las aceras serán más seguras y estarán mejor adaptadas a las personas con movilidad reducida. Se han concedido 250,000 euros anuales a tal fin. El municipio también liberará recursos adicionales para la lucha contra el calentamiento global. Zelzate opta por una energía 100% renovable. Durante los próximos seis años, se plantarán 12.800 árboles, uno por habitante del municipio.

Supresión del impuesto antisocial sobre los residuos domésticos

Junto con los habitantes de Zelzate, el PTB luchó durante años contra el impuesto antisocial sobre los residuos del hogar introducidos por la antigua mayoría liberal. Gracias al cambio fiscal justo, este impuesto antisocial de 55 euros se abolirá progresivamente. Se reducirá a la mitad en 2022 y desaparecerá por completo en 2024. La Coalición del Futuro cumple así su promesa de reducir los impuestos a los residentes.

Además, en 2020, no habrá aumento en la tarifa de la recolección de residuos, mientras que, en los municipios vecinos, se incrementará en un 25%. "Optamos por poner las cargas más pesadas en los hombros más fuertes”, subraya Geert Asman el concejal de Finanzas del PTB.

Deshacer privatizaciones

La mayoría en Zelzate también quiere romper con el pasado de otra manera. El mantenimiento de los huertos y jardines será llevado a cabo nuevamente por el municipio, y se proporcionará personal y equipos adicionales para esto efecto. Como el sector privado cobraba tarifas elevadas por cortar y podar los espacios verdes públicos, esto supondrá hasta un pequeño ahorro para el municipio. El municipio también suprime la privatización del servicio de limpieza y de mantenimiento de carreteras.

zelzate
Los miembros del consejo de la ciudad de Zelzate.

 

En tiempos de la anterior mayoría, el PTB y la sección local del sp.a lucharon juntos contra las privatizaciones. Hoy, la lucha por servicios públicos sólidos continúa desde el gobierno municipal.

La opinión de los vecinos

La implementación de este cambio impositivo justo también tendrá oposición. Las multinacionales y organizaciones patronales ya han anunciado que lucharán contra este cambio de impuestos por todos los medios.

Por eso los concejales del PTB Geert Asman y Steven De Vuyst llamaron a la población de Zelzate a acudir en masa al consejo municipal de fines de diciembre. También se lanzó una campaña de carteles para los pequeños comercios de Zelzate para pedirles su apoyo al cambio impositivo justo.

A partir de enero, el consistorio presenta su "Plan Futuro" en los barrios. Será el pistoletazo de salida de la creación de consejos vecinales, para solicitar la opinión de los vecinos de Zelzate sobre las inversiones necesarias en su barrio. Al mismo tiempo, llama a la gente a aumentar la presión sobre las multinacionales para que paguen su contribución justa.