Raoul Hedebouw sale elegido como presidente del PTB en el Congreso de la Unidad

Noticias
Author
redaction PTB.be
PTB.be

Los delegados del Congreso de la Unidad del PTB eligieron a Raoul Hedebouw como nuevo presidente del partido, por una amplia mayoría. Raoul recibió 94.1 % de los votos. Así que será el sucesor de Peter Mertens. El anuncio se acaba de hacer durante la sesión de clausura del congreso, que -por motivos sanitarios- se ha tenido que realizar de manera virtual.

Raoul Hedebouw

"La clase trabajadora y los jóvenes necesitan su partido más que nunca. Un partido que limita el desarrollo de la derecha y de la política divisoria de los nacionalistas. Un partido que propone un verdadero proyecto de sociedad alternativo. Este partido es el PTB y seguiremos desarrollándolo gracias a las orientaciones de este congreso", declara Raoul Hedebouw.

El nuevo presidente, totalmente bilingüe, es el portavoz ideal del mensaje central que quiere lanzar el PTB en este Congreso de la Unidad: "Los separatistas se preparan para dividir el país en 2024. Uno de los posibles escenarios que existen es que la N-VA [nacionalista flamenca] llegue a un acuerdo con el PS [socialdemócratos francófonos] que conduzca al confederalismo. Al mismo tiempo, los fascistas del Vlaams Belang también se encuentran en pie de guerra. El proyecto del bloque separatista es un proyecto antisocial, de división y de desmantelamiento de la seguridad social. Los trabajadores no tienen nada que ganar con ello. No vamos a permitir que este posible escenario se convierta en una realidad. A pesar de los más de 30 años de propaganda nacionalista, la mayoría de los neerlandófonos y francófonos quieren hoy "más Bélgica" y no más división. Si hay una división en Bélgica hoy, es la que se da entre la población y los políticos." El partido de izquierdas convierte así la lucha por la unidad del país en una prioridad para los próximos años, especialmente a través de su campaña We Are One (Somos Uno).

Lea aquí el discurso de Raoul Hedebouw en español

Los 883 delegados del congreso han estado trabajando durante un año en estas nuevas orientaciones. Se presentaron este domingo bajo el título "Partido de la clase trabajadora. Partido de la juventud. Partido del socialismo". "Nuestro congreso es el resultado de un gran proceso democrático de más de un año", explica Raoul Hedebouw. Se han organizado 83 comisiones en todo el país. Cientos de contribuciones han sido sintetizadas en más de 500 páginas de informes y más de mil páginas de sugerencias, críticas y enmiendas. Cada delegado ha participado activamente en el proceso. ¿Qué partido en Bélgica puede presumir de una participación como esta de sus bases en la elaboración de las orientaciones fundamentales? 

Además de la importancia de la unidad belga, el PTB hace de la clase obrera y de la juventud sus principales prioridades. Raoul Hedebouw: "La clase obrera organizada en las empresas es el motor de la resistencia social. Es el orgullo de esta clase lo que va marcando el ritmo de la resistencia frente al capitalismo. El orgullo de una clase que es consciente de que sin ella, la sociedad no podría funcionar. Porque no son los accionistas quiénes ponen en funcionamiento las fábricas o los trenes, quiénes limpian las habitaciones de los hoteles o quiénes cuidan de la gente. Lo hemos visto, y lo seguimos viendo cada día, a raíz de la crisis del Covid. Por eso queremos darle a los trabajadores un lugar central dentro de nuestro partido."

Y añadió: "Con este congreso, también queremos darle un lugar central a la juventud. Conquistar a los jóvenes de la clase trabajadora, a los estudiantes, a la juventud comprometida con el clima, contra el racismo, el sexismo y la extrema derecha. Todos aquellos que quieran construir otro mundo. Queremos que encuentren su lugar en nuestro partido y en nuestras organizaciones juveniles de RedFox, Comac y los Pioneros.”

Por último, el Congreso de la Unidad ha dedicado un amplio espacio para el debate acerca de la sociedad, tomando partido por el socialismo. "Queremos otra sociedad, el socialismo 2.0, con otra lógica completamente distinta de la actual lógica capitalista. Una sociedad en la que nuestros científicos podrán llevar a cabo investigaciones por el bienestar del pueblo y no para los consejos de administración de unas pocas multinacionales. Una sociedad en la que se ponga en marcha una verdadera planificación ecológica, partiendo de las necesidades humanas y también de los límites de la naturaleza”, concluye Raoul Hedebouw.

Share via social media