El PTB pide una lucha centralizada contra el coronavirus

Noticias
Author
Redaction
PTB.be

El PTB pide el nombramiento inmediato de un comisario nacional para acelerar la lucha contra el coronavirus en nuestro país. Según el partido de izquierdas, ese comisario es necesario para romper la camisa de fuerza institucional y económica que actualmente impide adoptar las medidas necesarias para frenar en profundidad la epidemia.

corona

"En lugar de que nueve ministros de salud se pongan de puntillas unos frente a otros, necesitamos urgentemente un comisario nacional que esté por encima del desorden institucional y, sobre todo, que ponga la salud de los ciudadanos en primer lugar, y no los intereses económicos a corto plazo", explica Sofie Merckx, médico general y miembro del Parlamento por el PTB.

En vez de nueve ministros, es preciso un comando central

“Como recomiendan los expertos de la OMS, la lucha contra el coronavirus requiere un enfoque uniforme y centralizado", dice Merckx. Pero hoy en día en nuestro país vemos lo contrario, con al menos nueve ministros con competencias de salud (*). Esto nos pone en una situación en la que todos están involucrados, pero nadie es realmente responsable.” Esto puede bloquear la necesaria preparación de la tercera fase del plan de emergencia sanitaria.

“El aumento de la capacidad de los hospitales para acoger a los pacientes contaminados de riesgo es un factor crucial en la lucha contra la epidemia”, advierte Sofie Merckx. “La financiación de los hospitales es responsabilidad del gobierno federal, pero la responsabilidad de la planificación de las emergencias hospitalarias se divide entre los diferentes niveles de gobierno. Esto causará inevitablemente problemas ante la ausencia de una persona a nivel nacional con la responsabilidad y la autoridad decisoria finales. La competencia en materia de medidas de cuarentena también se ha regionalizado, lo que implica que los reglamentos en esta materia son diferentes en Flandes, Valonia y Bruselas.”

El PTB cree que una solución a todo esto sería nombrar un comisario nacional, que estaría por encima de todo este caos institucional. “La Conferencia Interministerial de Salud Pública debe dar mandato a este comisario para que tome las medidas necesarias, con el asesoramiento de los científicos, que prevalezca sobre los decretos y órdenes regionales”, explica Sofie Merckx. Este comisario debe ser responsable ante el parlamento federal.

La salud pública debe tener prioridad sobre los intereses económicos a corto plazo

En opinión del PTB, es esencial que el comisario tenga el mandato explícito de proteger la salud pública y que considere este criterio de protección como la máxima prioridad al definir las medidas necesarias, independientemente de las posibles consecuencias económicas a corto plazo.

"Está claro que hoy en día esto no está sucediendo. Así, en nuestro país, hemos vuelto a las medidas de control, por ejemplo, dejando de realizar pruebas a las personas que han estado en contacto estrecho con pacientes a los que se les ha confirmado la presencia del coronavirus, incluso aunque se enferman, y dejando de aislar a los contactos de pacientes enfermos que no desarrollan síntomas. Esto va en contra de las directrices de la OMS, que exigen medidas de control estrictas, entre ellas la localización y el aislamiento de las personas que han estado en contacto con los enfermos. La razón por la que nuestro país no sigue esta recomendación es, en primer lugar, la falta de personal y de equipamiento, que ya es particularmente problemática en sí misma, pero esta decisión también se tomó claramente por razones económicas a corto plazo. Estas decisiones, sin embargo, reducen nuestras posibilidades de frenar la epidemia en profundidad. Por lo tanto, creemos que deben ser reconsiderados", concluye Sofie Merckx.

--------------------

(*) Las diferentes reformas del Estado belga han creado una estructura caótica que distribuye las competencias en materia de salud a 9 ministros (1 federal, 3 regionales, 5 comunitarios: flamenco, valón-Bruselas, alemán, flamenco en Bruselas y bicomunitario en Bruselas).